jueves, 6 de septiembre de 2012

JMJ RÍO 2013 ... y su himno!

En muchos lugares del mundo ya están calentando motores para la próxima Jornada Mundial de la Juventud "Río 2013". Este domingo, en Notre Dame han colocado en la puerta principal una réplica (más pequeña, por supuesto) del Cristo Redentor, símbolo de la Ciudad de Río. Este tipo de cosas nos recuerdan que ya falta menos de un año para un nuevo encuentro. 

Sobre las JMJ hay opiniones de todo tipo... Pero lo que nadie puede negar (sería negar la evidencia) es que estos encuentros han propiciado un encuentro "personal" con Cristo en muchos jóvenes. Cada convocatoria ha sido un regalo de Dios. Y aunque sólo fuese UNO entre 2.000.000, ya habría merecido la pena.

Aunque a lo mejor hablamos de las JMJ con mucha naturalidad, o incluso hemos participado en más de una pero todavía no tenemos muy claro cómo se han iniciado, quién fue el artífice y promotor, cómo han ido evolucionando, etc. 

Propongo un pequeño vídeo en el que se explica muy bien el origen, cada una de las Jornadas celebradas hasta ahora, la novedad de cada encuentro... y todo ello con el HIMNO de cada JMJ. Merece la pena!!!


Sobre los himnos de las JMJ se han dicho tantas cosas que no quisiera yo aburrir con más reflexiones. Aunque como ya me han preguntado en alguna ocasión por qué no me pronunciaba al respecto, y teniendo en cuenta que en este blog abordamos "música, teología y liturgia"... no me puedo quedar callado! Seré muy breve exponiendo unas ideas peregrinas:

1. El himno de una JMJ no debe estar enmarcado en el ámbito de la música litúrgica
Su uso va más allá, debe convertirse en la banda sonora del encuentro.
2. El estilo o forma musical no debe ser necesariamente "cañero", "juvenil", "popero"... (reggaeton)
Existen otras formas musicales con las que los jóvenes se sienten identificados... hay que explorar, no ir a lo meramente comercial.
3. El idioma... no tiene por qué ser el del país organizador.
Una buena solución es el "latín" o alguna expresión hebrea característica de nuestra fe en cualquier parte del mundo. Himmos como el de Roma (Emmanuel), Colonia (Venimus adorare...), Sydney (Aleluya) ... han funcionado muy bien.
4. Debemos evitar meter un tratado de teología o el lema de la JMJ en el estribillo, 
Tiene que ser un estribillo breve, cantable, pegadizo... pero no ramplón.
5. Las estrofas en idiomas.

Por último, creo que la labor de composición del himno de una JMJ o incluso de la Misa (música litúrgica) tiene que ser una labor de conjunto donde pueda coexistir lo propio del lugar con la universalidad de la Iglesia, puede resultar una fusión más que interesante. Eso sí, texto y música deben ir de la mano... letristas y compositores deben trabajar juntos; y si no han tenido la experiencia de una JMJ o no saben qué son alguien debe acompañarlos en esa labor de orientación religiosa... para que no surjan textos excesivamente complejos teológicamente o "ñoñerías" más propias de un fuego de campamento.

En definitiva, lo que parece fácil... a veces es difícil... la vía del medio, la del equilibrio. Para ello es fundamental trabajar en equipo. El Señor ilumine a los organizadores de Río 2013 para elegir bien el himno (en septiembre se hará público). Ya han dado pasos interesantes... permitir que músicos de todo el mundo enviasen sus propuestas. Lo esperamos con ilusión.

París, 5 de septiembre de 2012

2 comentarios :

  1. Saludos desde Tampico Tamaulipas México!! Oiga, una pregunta en cuanto a los himnos!! Por ejemplo el himno del beato Juan Pablo II, de Monseñor Frisina, entra como canto litúrgico?? Si es que si!! En que parte de la celebración se pudiera cantar??

    Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Cuando dice en "qué parte de la celebración" supongo que se refiere a la Eucaristía. Si es así, los himnos se pueden incorporar a las partes del "propio" de la celebración. Por ejemplo, himnos como el Veni Creator, Pange lingua, etc. Se pueden utilizar perfectamente en Pentecostés y Corpus Christi respectivamente. Es decir, sí se pueden utilizar en la liturgia eucarística, y el criterio debe ser la liturgia misma.
    Sobre el himno compuesto por Mons. Frisina, "Aprite le porte a Cristo"... sucede lo mismo, es un canto litúrgico en tanto y cuanto se utiliza en la liturgia. Se utilizó en la celebración de beatificación de Juan Pablo II.
    Espero haber contestado a su pregunta. Un saludo desde la otra orilla del atlántico.

    ResponderEliminar

Anímate a comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...