lunes, 5 de diciembre de 2016

Akáthistos

Yo no soy un experto en liturgias orientales, para estas cuestiones más doctas recomiendo leer a Salvador Aguilera, un estudioso y amante de la Divina Liturgia y uno de los administradores del blog amigo Lex orandi; pero en esta entrada, cercano ya a la fiesta de la Inmaculada Concepción traigo uno de los más famosos himnos que la Iglesia ha Oriental dedicado a la Madre de Dios, el Akáthistos.

Es el himno litúrgico por antonomasia del siglo V que ha quedado como modelo de muchas composiciones himnográficas y titánicas, tanto antiguas como en la actualidad. Akáthistos no es el titulo originario, sino una rúbrica: "de pie, no-sentado", con la que se indicaba que había que cantarlo de pie, como se escucha el evangelio, como signo de reverente obsequio a la Madre de Dios. 


La estructura métrica y silábica se inspira en la Jerusalén celeste descrita en el capítulo 21 del Apocalipsis. Consta de 24 estrofas, con dos partes distintas: la cristológica y la eclesial; y como dos planos superpuestos: el plano de la historia y el de la fe. 

La primera parte, contiene doce "estrofas" y sigue el ciclo de la Navidad inspirado en el evangelio de la infancia (Lc 1–2; Mt 1–2). Misterio de la Encarnación (1–4), la efusión de la gracia en Isabel y Juan (5), la revelación a José (6), la adoración de los pastores (7), llegada y adoración de los magos (8–10), la huida a Egipto (11), el encuentro con Simeón (12). Misterios que superan el mero dato histórico y nos abren a una lectura simbólica y teológica. 

La segunda parte (estrofas 13–24) propone y canta lo que la Iglesia, en los concilios de Éfeso y Calcedonia, profesaba de María, en el misterio del Hijo Salvador y de la Iglesia de los salvados. María es la nueva Eva, virgen de cuerpo y espíritu, que con el fruto de su vientre reconduce a los mortales al paraíso que habían perdido (13); es la Madre de Dios que, siendo trono y sede del Infinito, abre las puertas del cielo e introduce allí a los hombres (15); es la Virgen encinta que reclama la mente humana a inclinarse ante un parto divino y a dejarse iluminar por la fe (17); es la "Siempre-virgen", inicio de la virginidad de la Iglesia consagrada a Cristo, su perenne custodia y amorosa tutela (19); es la Madre de los sacramentos-pascuales que purifican y divinizan al hombre y le nutren con el alimento celestial (21); es el Arca Santa y el Templo viviente de Dios, que precede y protege el peregrinar de la Iglesia y de los fieles hacia la Pascua definitiva (23); es la Abogada de la misericordia en el último día (24). 

El Akáthistos conserva un inmenso valor: 
  • por su contenido histórico salvífico, que abraza todo el proyecto de Dios, involucrando (envolviendo) a toda la creación, desde sus orígenes hasta el final de los tiempos, llegando a su plenitud en Cristo; 
  • por las fuentes que usa: la Palabra de Dios; la doctrina definida en los concilios (Nicea, 325; Éfeso, 431; Calcedonia, 451); Padres orientales de los siglos IV y V; 
  • por la metodología mistagógica, con la que, desde las imágenes de la creación y de la Escritura, eleva al hombre a la contemplación y celebración del misterio de la encarnación como misterio salvífico, en el que coloca a María como lugar teológico, de encuentro y de manifestación de Dios. 
En cuanto al autor, toda la tradición manuscrita nos lo deja en el anonimato. Hoy en día, la crítica científica se inclina por atribuir la composición del himno a uno de los Padres de Calcedonia. Así, el texto litúrgico que hoy recitamos y cantamos sería el fruto maduro de la más antigua Iglesia, todavía indivisa, en los orígenes de nuestra fe. Un himno, por tanto, digno de ser acogido y cantado por toda la Iglesia y la comunidad eclesial. 

lunes, 28 de noviembre de 2016

Glosas y documentos - Misal Romano

En estos días la Comisión Episcopal de Liturgia presentaba Glosas y Documentos. Sobre la tercera edición oficial del Misal Romano en español. Se trata de un material para preparar la recepción del nuevo misal en las parroquias y comunidades de las diócesis españolas. Con estos documentos se quiere poner de relevancia los aspectos más significativos de esta nueva edición del Misal Romano en español que deberá comenzar a utilizarse, tal y como dice el Decreto firmado por el Presidente de la CEE, en las primeras vísperas del I Domingo de Cuaresma de 2017 y su uso, desde ese momento, será obligatorio.

Los materiales que se nos ofrecen no solo son de carácter normativo, sino que también los hay de tipo teológico, litúrgico, pastoral, editorial y musical. Un amplio elenco para que todos estemos en condiciones de acoger y presentar, tal y como lo quiere la iglesia española, esta nueva edición del Misal.

SUMARIO

1. Decretos 
     - A las diócesis de España
     - Decreto de la Conferencia Episcopal Española

2. Mensaje de la Comisión Episcopal de Liturgia 
     - Celebrar la Eucaristía con el Misal Romano en su tercera edición

3. Presentación de la 3.ª edición del Misal Romano en lengua española

4. Carta de su Santidad Benedicto XVI al Presidente de la Conferencia Episcopal Alemana

5. Aportaciones de la tercera edición oficial del Misal Romano en lengua española

6. Labor editorial de la tercera edición del Misal Romano español

7. La música en la tercera edición oficial del Misal Romano en lengua española




jueves, 24 de noviembre de 2016

El tiempo litúrgico de Adviento


Origen y significado


1. El tiempo de Adviento tal y como lo celebramos ahora son las semanas que preceden y preparan la celebración de la Navidad. "Adviento" significa "venida", por ello en este tiempo nos disponemos para acoger la venida del Señor. El Adviento, la espera de la venida del Señor, es el primer paso de esta historia anualmente revivida en el Año Litúrgico.

2. Este tiempo tiene un claro origen hispano. En el Concilio de Zaragoza, año 380, se prescribe que los fieles vayan a la iglesia desde el 17 de diciembre hasta la Epifanía para orar y reunirse frecuentemente. Dicha práctica se consolidó en Francia a lo largo del siglo V, cuando Perpetuo de Tours (490) establece un ayuno de tres días a la semana desde San Martín (11 de noviembre) hasta Navidad. Pero el Adviento romano no se fija hasta el siglo VI con los Sacramentarios y Leccionarios que nos han transmitido sus formularios litúrgicos. Curiosamente, cabe destacar que solo en Roma el Adviento fue, desde el principio, una institución litúrgica, mientras que en los demás lugares fueron consideraciones ascéticas lo que constituyó el punto de arranque y las normas de su evolución.

3. El sentido del Adviento Romano queda perfectamente definido en los siglo VI-VII. En primer lugar es, según la concepción de las Galias, un tiempo de preparación a la solemnidad de Navidad, pero también un tiempo de "espera": espera para la Navidad y espera del retorno glorioso del Señor al final del mundo. De este modo, la espera cristiana, halla su expresión espontánea en los textos proféticos inspirados por la espera del Mesías: Isaías y Juan Bautista, las dos grandes voces de la liturgia del Adviento.

4. En este sentido, cabe recordar que el Adviento comienza cuatro domingos antes de la Navidad. El primer domingo miramos hacia la última venida de Cristo; el segundo y tercero, a Juan Bautista; y el cuarto, a María, la Madre de Dios. Aunque también cabe destacar en su estructura dos etapas: Desde el primer domingo de Adviento hasta el 16 de diciembre (invitación a prepararnos en la esperanza y en la conversión para la venida del Señor a nuestras vidas); desde el 17 hasta el 24 (más directamente orientada hacia las fiestas de Navidad).


Características y peculiaridades de este tiempo 

1. Palabras que resuenan en Adviento: 

– Emmanuel: Expresión hebrea que significa "Dios con nosotros" (Is 7, 10-14). Signo de la presencia salvadora de Dios en medio del pueblo.

– Marana tha: Expresión aramea = "¡Señor nuestro, ven!". Que las comunidades mantuvieron intacta (1Cor 16,22). Es la expresión del anhelo del retorno de Jesús. Nuestra traducción es "Ven, Señor, Jesús"

– Mesías: Palabra hebrea que significa "ungido". En la antigüedad los reyes, sacerdotes y profetas eran ungidos con aceite como signo de la fuerza de Dios. El Mesías era el "elegido" para liberar al pueblo de Israel. La traducción griega de "Ungido" es "Cristo" y así llama el NT a Jesús. 

– Precursor: Es el que anuncia o prepara algún acontecimiento o venida de alguna persona. Se aplica a Juan el Bautista.

– Profeta: Significa mensajero de Dios, el que habla en nombre de Dios. No es un adivino, aunque a veces predice acontecimientos. Isaías es el más representativo del Adviento.

2. Actitudes: 

– Esperanza: esta es la palabra que más resuena. En dos sentidos: la encarnación y la venida definitiva.

– Disponibilidad: "preparad el camino al Señor" es la consigna de este tiempo, es la llamada que Juan Bautista hacía en el Jordán a todos aquellos que se acercaban.

– Alegría: no tenemos que guardarnos toda para Navidad. El tiempo de "preparación" también es una alegría (ej.: un banquete o una fiesta).

– Oración: la Navidad que nos ofrecen los medios de comunicación social no debe desviar nuestra atención de lo verdaderamente importante, nuestra espera vigilante y oración como preparación a la encarnación del Mesías.

– Paciencia: el Adviento es una invitación a trabajar sin desfallecer, un año más, en espera: "Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. Firmes en la fe.

3. Signos del Adviento: 

– Austeridad litúrgica: no se trata de una "cuaresma", sino de una espera gozosa (no se suprime el Aleluya, solo el Gloria). Eso sí, es un tiempo litúrgico austero: color morado, ausencia de flores, etc.

– Corona de adviento: tradición proveniente del norte de Europa pero ya arraigada (no preceptiva). Sentido catequético (4 velas - 4 domingos).

– El Belén: La mejor manera de terminar el Adviento es preparando el Belén. Pero tenemos que tener en cuenta que el "Niño" debemos colocarlo el 24 por la noche (Misa del Gallo) o el mismo 25. 


Repertorio musical en adviento 

1. Importancia del "propio".

– El canto de entrada nos introduce en el Misterio y, en el caso concreto de los cuatro domingos de Adviento, en el tiempo litúrgico que celebramos.

– El Salmo (como de costumbre, no debe ser alterado).

– Aprovechar para cantar los mismo cantos los 4 domingos; reservando un repertorio propio de Adviento que solo se utilice en este tiempo litúrgico.

2. Peculiaridades del "ordinario": 

El gloria es el gran canto de Navidad, por este motivo durante los domingos de Adviento no se canta.

3. Otras cuestiones: 

– El "Ave María" es un canto apropiado para el ofertorio del IV Domingo de Adviento.

– El canto para encender la vela de la Corona de Adviento debe ser adecuado, es decir, que haga referencia y mención al tiempo litúrgico que celebramos.

– Conservar cantos de la tradición. Sería ideal que pudiésemos utilizar en cada tiempo litúrgico un canto de nuestro tesoro musical. En este tiempo, uno de los más conocidos es el Rorate caeli.

– ¿villancicos? Debemos hacer lo posible por NO utilizarlos en nuestras celebraciones litúrgicas hasta el día 25 de diciembre; porque estos son expresión del Misterio que celebramos a partir de ese día. Obviamente debemos cuidad el contenido de los textos.




miércoles, 28 de septiembre de 2016

Nueva edición del Misal Romano

En un año en el que la Conferencia Episcopal Española (CEE) está celebrando su 50 aniversario, tendrá lugar una de las efemérides más esperadas de las últimas décadas, la esperada publicación de la nueva edición en español del Misal Romano.

El próximo viernes 7 de octubre, en el acto de presentación, intervendrán:

Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Carlos Osoro Sierra
Arzobispo de Madrid y Vicepresidente de la CEE

Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Julián López Martín
Obispo de León y Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia

D. José María Gil Tamayo
Secretario General de la CEE

D. Manuel Fanjul García
Director de Publicaciones de la CEE y Director de Libros Litúrgicos

D. Luís García García Gutiérrez 
Director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia 

A parte de una cuidada edición, similar a la de los nuevos leccionarios, el Misal vendrá acompañado con un novedoso subsidio. Ya quedan menos días para conocer, por fin, esta nueva edición.


sábado, 16 de julio de 2016

De Málaga al cielo


Tal y como comenté en mi última entrada, Málaga canta con Frisina, se convertiría en uno de los acontecimientos musicales del verano. Y así fue.

Al escribir estas letras tengo la sensación de haber vivido un sueño; uno de esos en los que cuando te despiertas te gustaría seguir durmiendo para continuar soñando donde se había interrumpido aquel viaje onírico. Pero, si duda, la realidad es la que es, y todo debe volver a la normalidad.

Eso sí, cuando hablen de esta experiencia –que hablarán por mucho tiempo– yo, y muchos más, podremos decir con una sonrisa en la cara: ¡yo estuve allí! Por ello me atrevería a destacar algunos momentos aún a riesgo de parecer pesado… pero sin duda, en estos recuerdos encuentro verdadero gozo.

MARTES 5 de julio

Este día fue mi primera toma de contacto con el coro… y rápidamente me di cuenta de que, casi sin querer, me había embarcado en algo extraordinario. Así que invitado por el alma mater de este acontecimiento, el musicazo Antonio del Pino, hice una breve oración invitando a poner todos nuestros esfuerzos en cantar dando gloria a Dios.

Como no todo iba a ser trabajar… ese mismo día tuve la gran suerte de cenar en un sitio maravilloso junto al mar con Antonio del Pino, otros dos grandes amigos: Javier Moreno (director de la Capilla Diocesana de Toledo) y Sergio Lazo (director del Coro de la Catedral de Huelva); así como con un grupo de la Capilla de Toledo. Ved qué dulzura y que delicia convivir los hermanos unidos (sal 123)… y esta fue la tónica del resto de días.

MIÉRCOLES  6 de julio

El miércoles tuvimos ocasión de estar en el Palacio Episcopal para asistir a la rueda de prensa que ofreció d. Marco a los medios. Y, posteriormente, tuvimos ocasión de realizar una hermosa visita guiada a la exposición que hay en Ars Málaga sobre el Jubileo de la Misericordia.

Por la tarde, en la Parroquia del Corpus Christi, se realizó un ensayo general con piano, bajo la dirección de Luis Alberto Campos (director de la coral polifónica de la parroquia)... y en el ensayo el coro prometía, obviamente, no defraudó.

La cena de ese día creo que más de uno la guardará en su corazón durante años. Acogidos por un grupo de Matrimonios de Nuestra Señora, pudimos compartir alimento y amistad con d. Marco, el cual, como de costumbre, no puede finalizar una velada sin cantar. Lo sorprendente fue que se arrancase a cantar "Malagueña". ¡Único!


JUEVES  7 de julio

Por la mañana temprano tuvimos ocasión de asistir a la conferencia de d. Marco titulada: “Cantar la fe hoy” en un marco incomparable, el Antiguo Real Conservatorio Mª Cristina. A continuación tuvimos una mesa redonda sobre “El status quaestionis de la música sacra hoy” en la participamos: d. Marco Frisina, Luis Alberto Campos, Javier Moreno y un servidor; perfectamente moderados por Antonio del Pino. Sin duda, las conclusiones fueron unánimes… señal de que caminamos en comunión.

Por la tarde, ya en la Catedral tuvimos ocasión de realizar el ensayo general con orquesta... y eso fue solo un anticipo de lo que nos esperaba al día siguiente.


VIERNES  8 de julio

El sábado celebramos la Eucaristía en la Real Basílica de Santa María de la Victoria presidida por d. Jesús Catalá, obispo de Málaga; el cual nos animó insistentemente a cantar la fe, a dar gloria a Dios con nuestro canto. También tuvo unas hermosas palabras de agradecimiento para d. Marco. 

Finalmente, a las 20:30h. llegó la hora tan esperada por todos. La catedral estaba abarrotada para escuchar a más de 400 voces, acompañadas por la Orquesta Joven de la Diputación de Málaga y todos ellos bajo la batuta de d. Marco Frisina... un lujo, algo único, un regalo del Señor que hasta la prensa al día siguiente recogió con un titular en portada más que acertado: "De la Catedral al cielo".


Aunque ya he nombrado a muchas de las personas que han hecho posible este acontecimiento único en España hasta el momento, creo que es importante reconocer la labor de la Fundación Victoria y d. José Antonio Sánchez, siempre amable, acogedor y conciliador; al director musical y figura imprescindible en esto, Antonio del Pino, a su mujer, Mariví Hidalgo, siempre incansable y con la humildad de permanecer siempre en un segundo plano; y otros buenos amigos que, si Dios quiere, podré ver antes de que sigamos liándola en el Paraíso: Javier Moreno, Sergio Lazo, Juan Manuel Montiel ("Monti"), Antonio Pino, Aurelio López, Juan Manuel Uceta... y un largo etcétera.

Málaga, buena tierra, buena gente… 

martes, 28 de junio de 2016

Málaga canta con Frisina

Llega el verano... y con él una abundante oferta musical. En una entrada anterior hice referencia a diferentes cursos de verano entorno a la música litúrgica... pero si alguno de ellos destaca por su excepcionalidad es el que tendrá lugar en Málaga del 5 al 8 del mes de julio. 


Si no me equivoco, es la primera vez que el sacerdote y compositor italiano, Mons. Marco Frisina, participa en un encuentro de estas características en España. No hace mucho tiempo tuvimos ocasión de gozar de su compañía en las Jornadas de la Asociación de Profesores de Liturgia celebradas en el Monasterio de Montserrat, donde tuvo oportunidad de hablarnos sobre la música en la liturgia a luz de su larga experiencia como fundador y director del Coro de la Diócesis de Roma. Sin embargo, en esta ocasión, en Málaga, gracias a la iniciativa de un joven músico, Antonio del Pino, y el respaldo de su obispo, así como de la institución educativa Fundación Victoria, se ha organizado un verdadero lujo de encuentro musical y espiritual con d. Marco.

Serán cerca de 400 participantes venidos de diferentes puntos de la geografía española, de entre los cuales, cerca de 100 son niños. Esta iniciativa, contará con una parte formativa en la que se incluyen talleres, una intervención de Mons. Frisina sobre "Cantar hoy la fe" y una mesa redonda sobre el "Status quaestionis de la música litúrgica hoy". El contrapunto de estos encuentros formativos serán los ensayos de las tardes para preparar lo que será el culmen de este Encuentro: el concierto en la Catedral de Málaga dirigido por el propio d. Marco y en el que intervendrán todos los participantes y cerca de 100 instrumentistas que integran la Joven Orquesta Provincial de Malaga. Vamos, al más puro estilo romano. 

Sin duda esta puede ser una ocasión estupenda para visitar una ciudad maravillosa, conocer a sus gentes y, sobre todo, vivir un encuentro musical con uno de los músicos más reconocidos del momento en el panorama religioso, compositor de cientos de cantos litúrgicos que ya han dado la vuelta al mundo varias veces (incluso traducidos en numerosos idiomas), creador de bandas sonoras originales para películas producidas, entre otras, por la RAI, director del Coro de la Diócesis de Roma y que ha gozado de un cariño especial del ahora San Juan Pablo II... seguro que muchos de nosotros aún tenemos en nuestras retinas a aquel Papa anciano que en pleno Jubileo del 2000 levantaba las manos en alto al ritmo de Jesus Christ you are my life

En definitiva, una ocasión única (hasta que se repita algo así) para vivir una experiencia inolvidable. 

¡Nos vemos en Málaga!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...